¡Vive sin Drogas!



mitareanet.com


ciencias

Astronomía
Biología
Computación
Física
Geografía
Matemáticas
Química
Salud

 

humanidades

Filosofía
Lengua
Literatura

 

historia

América
España
México
Universal

 

recursos

Ayuda Tareas
Biografías
Buscadores
Diccionarios
Embajadas   
Miscelánea
Organismos México
Organismos Mundiales

 

arte y cultura

Museos
Museos en Inglés
Música
Pintura y Arte
Tradiciones Latinas
Tradiciones Mexicanas

 

Búsquedas en Mi Tarea

 

mail4.gif (3571 bytes)

Correo exclusivo para enviar sus colabor@ciones


Diseño y Mantenimiento Página: Antonio Rodríguez. Copyright © 2002 [Mi Tarea]. All rights reserved.


Historia de la Ideas Políticas

 

MAQUIAVELO

 

Maquiavelo nació el 3 de mayo de 1469 en Florencia en el seno de una familia de clase media. Después de la caída de los Medicis, entra de modo oficial a la administración, como secretario de la Señoría que presidía la Segunda Cancillería encargada de cuestiones militares del interior y del exterior. Desde esta época hasta 1512 que ocurre la restauración del gobierno de los Medicis, Maquiavelo cumple distintas misiones en Italia y en el exterior, esto tiene como consecuencia la base de la formación de su pensamiento político y militar. 1512 es un año de suma importancia en su vida, debido a que al volver los Medicis al poder, es acusado de conspiración y de ser un enemigo real y político y desterrado de la ciudad durante casi un año, hasta que es comprobada su inocencia. Después de esta serie de sucesos, Maquiavelo se retira a una finca cerca de San Casiano y es ahí donde escribirá El Príncipe dedicado a Lorenzo de Medici e iniciará Los Discursos sobre la primera década de Tito Livio.

 

El Príncipe es considerado aún en la actualidad una importantísima obra en materia de política. En la práctica se ha considerado al maquiavelismo con la falta de principios morales y su obra como una sátira a la tiranía. Pero antes de juzgar sus escritos, debemos tener en cuenta que el contexto histórico donde está situada su obra es en los actos políticos y en los gobiernos del siglo XV, donde la tiranía y los gobiernos injustos predominaban. Además su país vivía una situación que lo tenía al borde de una guerra, estaba dividido y había partes donde los bárbaros habían invadido y tomado posesión.

 

Según Juan Ignacio Issa en El Príncipe se observa un patrón de doble moralidad ya que para él, la moral del gobernante es distinta a la del ciudadano. Los actos del primero se valoran por la bondad de sus resultados y por el éxito obtenido en al conservación del poder. La estructura de su doctrina gira en torno a como el político consigue y se mantiene en el poder.

 

Maquiavelo y sus obras siempre han sido objeto de críticas y controversia. Esto lo podemos notar en la mayoría de gobernantes y escritores que han seguido su teoría o lo han rechazado y criticado fuertemente. Se sabe que Napoleón y Thomas Cronwell siempre llevaban consigo un libro de Maquiavelo; el sultán Mustafá III, mando traducir la obra. Thomas Hobbes era otro ferviente admirador del florentino; en su libro Leviatán se observan claros indicios de que la influencia que ejercían los escritos de Maquiavelo sobre él. Los jacobinos también fueron sus seguidores, hasta ser considerados como la encarnación categórica del Príncipe. Por otra parte tenemos a los críticos entre los que se encuentran: Bacon, Rousseau, Montesquieu, Diderot y Bodino.

 

El Príncipe no es otra cosa que un manual para la conservación del poder a toda costa, es de ahí donde surge su famosa frase del fin justifica los medios. El libro da comienzo con una breve dedicación que hace Maquiavelo a Lorenzo de Medicis y su propósito al escribir el mismo. Entre las ideas que sobresalen de este escrito se encuentran muchísimas que mencionaremos brevemente a continuación. La principal preocupación de Maquiavelo en el texto es el ejercicio y la conservación del poder, y es aquí donde se origina la Virtud Política que es el aprender a no ser bueno y utilizar todo esto en beneficio propio. Habla también acerca de la relación que el gobernante debe tener con el ejército. Dice que el gobernante debe conocer el arte de la guerra pues esto le servirá para obtener la estimación de sus soldados, conocer a su país y entender mejor su defensa. Maquiavelo resalta dos actitudes del pueblo hacia el gobernante: el amor y el temor, pero ante todo esto, siempre debe evitar ser odiado. Acerca de si conviene mejor ser amado o temido, Maquiavelo dice que convendrían las dos, pero como esto resulta muy difícil, es mejor ser temido, debido a que los hombres tienen menos miedo de ofender al que aman, pues el amor está mantenido por un vínculo que debido a la naturaleza mala y despiadada del hombre se rompe, pero al temor se mantiene por el miedo al castigo. Acerca de las promesas y el guardar la palabra dada, Maquiavelo dice que no es necesario mantenerla cuando este cumplimiento se vuelve en su contra. Hay otras dos características que un gobernante de poseer, que son la astucia de la zorra y la fuerza del león. La astucia para saber reconocer las trampas y la fuerza para alejar a los enemigos. Estas son algunas de las ideas del libro, pero Maquiavelo también señala, que no es necesario poseer todas estas características o cualidades, sino aparentar que se poseen. Acerca del gobernante que funda todo en promesas y que fracasa al no tener apoyo, debido a que todas las amistades que se adquirieron con dinero, se compran y en los momentos de necesidad no se tienen.

 

Maquiavelo como pudimos darnos cuenta anteriormente, siempre ha desatado controversia, tal vez por sus ideas o la forma de ponerlas en práctica. Con Maquiavelo no hay puntos medios, o se está de acuerdo con él o no. Maquiavelo es un autor universal en cuestiones políticas. Aunque su realidad ha sido distorsionado por la exageración del adjetivo maquiavélico, que da imágenes de un pensamiento cruel y despiadado, pero Maquiavelo es mucho mas complejo que eso. ElPríncipe por decirlo de alguna manera es un manual de "mañas políticas", donde la ética es dejada a un lado para lograr el ejercicio y la conservación del poder, que es el objetivo central del libro.

 

Como opinión personal puedo decir que yo estoy de acuerdo con las ideas de Maquiavelo, porqué aunque en primera instancia puedan ser un pocos crudas y con falta de ética, en la práctica resultan y sin llegar a la tiranía como mucha críticos lo han clasificado. Y esto a pesar de que el libro fue escrito hace casi 500 años, en un contexto político totalmente distinto al actual, estas ideas siguen siendo vigentes, esto es lo importante, que a pesar del tiempo estas ideas siguen sirviendo al ponerlas en práctica. Maquiavelo encontró características que debía tener un gobernante que nadie había notado o las habían pasado por alto por no considerarlas de gran importancia.

 

Acerca de lo que se menciona anteriormente de que el libro aún 500 años después sigue teniendo vigencia y para situarnos en un contexto político actual que nos ayude entender mejor estas ideas podemos poner un ejemplo que representa claramente los principados de Maquiavelo. La situación actual en el Medio Oriente es una réplica de lo que sucedía en Italia cuando escribía El Príncipe a comienzos del siglo XVI: una lucha sin reglas jurídicas ni morales; una lucha donde la conservación del poder es lo mas importante y el objetivo final.

Para Maquiavelo hay dos clases de principados: "hereditarios" y "nuevos". Los príncipes hereditarios se rigen por normas anteriores a ellos. Tienen "legitimidad". Los príncipes nuevos son, en cambio, advenedizos que no deben su llegad al poder de acuerdo a las normas preestablecidas normas establecidas, sino a su audacia, su habilidad y su falta de escrúpulos porque carecen de legitimidad.

A Maquiavelo no le interesaba la legitimidad sino la ilegitimidad, porque los príncipes más dinámicos de las ciudades renacentistas de su tiempo eran "nuevos" y sólo alguno de ellos podría unir a Italia. Sus recetas nos parecen hoy tan escandalosas porque fueron concebidas para otro mundo: el mundo del veneno y el puñal. En el medio oriente encontramos los dos tipos de príncipes que menciona el florentino: los nuevos como en Marruecos o Jordania y los que han heredado, que es el caso de Sadam Hussein en Irak, Libia y el caso de Arafat en Palestina.

También tenemos el caso de Siria, que es el que ejemplifica perfectamente la situación de que explicaba Maquiavelo. Aquí hay dos personas que se están disputando el pode, el hijo del dictador fallecido, Bashar y su hermano Rifaat al Asad. Si alguno de estos últimos mencionados o incluso cualquiera de los otros príncipes lograran unir a Italia, serían considerados príncipes nuevos según las divisiones de Maquiavelo. Y en caso de que Bashar venciera a su tío en esta lucha por el poder lo tendría que hacer con la falta de escrúpulos y la astucia mencionada por Maquiavelo, aquí no habría leyes que lo protegieran. Aquí el poder y la moral están totalmente separados, para lograr el primero se tiene por completo que olvidar del segundo.

En el príncipe se utiliza la frase "el fin justifica los medios", donde no importa la moral o la ética para lograr el objetivo, todos los actos están justificados por el fin que se pretende lograr. Es esta una de las razones por las que se ha criticado tanto a Maquiavelo, por esa aparente falta de ética y de moral. El éxito del gobernante se podía de lograr de cualquier manera y estaba justificado, incluyendo la traición, la intriga y el asesinato. El gobernante "no debe preocuparse de la fama de cruel cuando la crueldad se necesita para mantener la unión y la obediencia de sus súbditos";Y acerca de guardar la palabra dada, menciona que le gobernante no está obligado a cumplirlo cuando fuera en contra de sus intereses o hubieran cambiado las circunstancias en que prometió; en conclusión podemos decir que un gobernante, debe actuar en contra de sus creencias, contra la caridad, contra lo humano, Lo importante para Maquiavelo, como después para Nietzsche, era lo que llamaba virtud, algo como lo eficaz, ajeno a la moral.

Maquiavelo fue un fuerte crítico de la religión, jamás la mezclaba en sus escritos y afirmaba que tenía que ir totalmente separada del poder. En sus tiempos, los jesuitas también utilizaron la frase "el fin justifica los medios" y fueron estos irónicamente quienes lo vetaron, y no fue exactamente porqué Maquiavelo utilizara esta frase ni por las recomendaciones de sus libros, si no por las fuertes críticas que hizo este último al Vaticano, con lo que corroboramos su apatía hacia la religión.

Para concluir podemos decir que independientemente de si se está acuerdo o no con lo que escribió, Maquiavelo tiene el mérito de haber roto con todo lo establecido, con todos los esquemas y lo que se pensaba para esa época, para traer nuevas ideas antes desconocidas. Podemos decir que fue el primero en interesarse en el arte de la política y la conservación de el poder. Además que tiene el mérito de que escribió de una manera tan precisa y objetiva que sus ideas siguen teniendo vigencia. En general podemos decir que Maquiavelo fue y sigue siendo una de los autores más brillantes en cuanto política y el ejercicio del poder se refiere.

[1] Juan Ignacio Issa en http://www.cerebrity.com/personaje/maquiavelo.htm

[2] Roberto Raschella, Nicolás Maquiavelo, 2da. Edición, México, D.F., 1998, p.52.

[3] http://www.amayi.org

[4] Rachella, op. cit, p.76

[5] Carlos Ripio en http://autentico.org/ripoll/htm

[6] ibidem

[7] Ripoll, op.cit

[8] http://www.geocities.com/Tokyo/Harbor/8292/maquiavelo.htm

[9] ibidem

 

Cortesía de: Mónica De la Paz
                  20/09/2000

Página revisada 12 March 2007